Juan Antonio Pérez Simón nació el 8 de mayo de 1941, en Turanzas, Asturias. A los cinco años viajó a México para reunirse con su padre, quien había emigrado meses antes a este país. Estudió la carrera de Contador Público en la Universidad Nacional Autónoma de México y desde esta etapa empezó a vincularse con el mundo bursátil, escalando distintos puestos hasta ocupar la Dirección General de la Casa de Bolsa.

Después de pasar un tiempo en Europa, regresó a México y conformó el portafolio de inversiones en instrumentos de renta fija más importante del país. En 1976 se asoció con Carlos Slim en Inversora Bursátil. En este mismo año, el Grupo (hoy Grupo Carso) analizó los problemas que enfrentaba Galas de México y decidió adquirir el 60% de sus acciones para rescatar a esta imprenta de la bancarrota. Juan Antonio dirigió aquí su primera empresa fuera del ámbito bursátil, la cual pudo restablecerse y generar excedentes después de muchas negociaciones y una fuerte recomposición administrativa.

A principios de los años ochenta, el Grupo continuó adquiriendo empresas, entre ellas: Reynolds Aluminio, Sanborns, General Tire, Bimex, Hulera el Centenario, Firestone, British American Tobaco, Anderson Clayton, Loreto y Peña Pobre (Paper Mill), Seguros de México, Fianzas la Guardiana, Nacobre, Minera Frisco y Química Flour; siendo Juan Antonio el Presidente de algunas y Miembro del Consejo de Administración de todas.

En 1990 Grupo Carso, South Western Bell (hoy ATT) y France Telecom adquieren Teléfonos de México y fue necesario que Juan Antonio, siendo el operador más exitoso en ese momento en México, dirigiera esta empresa para asegurar el retorno de los inversionistas que confiaron en ellos y, más importante aún, para garantizar que la primera gran privatización de América Latina fuese un éxito. Bajo su dirección, Juan Antonio logró convertir a Teléfonos de México en una de las empresas de telecomunicaciones más modernas del mundo: en solo cuatro años alcanzó una digitalización de la planta telefónica del 99%, cuando en ese momento la digitalización estadounidense y europea fluctuaba entre el 50 y el 75%; además estableció el primer gran programa de productividad laboral, consolidó la empresa de telefonía inalámbrica más grande y sentó las bases para el desarrollo de las comunicaciones en México.

Al año siguiente, el Grupo funda América Móvil (Telcel), cuyo crecimiento también se da de manera notable: en 1991 esta empresa tenía treinta y ocho mil clientes y en la actualidad tiene doscientos millones de clientes. América Móvil compra diversas compañías en Sudamérica, y Telmex Internacional hace lo mismo, convirtiéndose en la principal empresa de telecomunicaciones en Latinoamérica. Grupo Carso compra Condumex (Pirelli Cable Division) y Latincasa (Eriksson Cable Division).

Una vez logrado lo anterior, Juan Antonio decidió alejarse de la administración directa y continuar con su participación en los Consejos de Administración de las empresas más importantes del Grupo: Grupo Carso, Grupo Financiero Inbursa, Cigatam (Philip Morris), Carso Global Telecom, Banco Inbursa, Empresas Frisco, Industrias Nacobre, Sears Roebuck de México, Hoteles El Presidente (Intercontinental), Inversora Bursátil, Teléfonos de México, América Móvil, Telmex Internacional, Sanborns, Empresas Filiales de Teléfonos de México, Asociación Carso y Promotora Asturamericana.

A mediados de los años noventa enfocó sus esfuerzos al establecimiento de la asociación civil Juntos Actuando por la Superación (Fundación JAPS, en España), la cual proporciona apoyo económico a personas de escasos recursos con el fin de que desarrollen sus inquietudes empresariales, y promueve el desarrollo de proyectos culturales y artísticos; en especial, de artes plásticas, a las que Juan Antonio dedica gran parte de su tiempo por considerarlas fuente de reconciliación consigo mismo y con el ser humano.

En la actualidad es miembro del Colegio de Contadores Públicos, del Conservatorio Nacional de Música y de diversos museos en México. También es miembro del Museo Nacional del Prado en Madrid, del Premio Príncipe de Asturias y del Cercle International del Musée du Louvre en París.